El ayuntamiento de Oliva ha aprobado el presupuesto para 2005


El ayuntamiento de Oliva ha aprobado el presupuesto para 2005, un presupuesto realista en ingresos, ajustado en gastos, y con un capítulo de inversiones que no se tenía desde el año 2000. El Gobierno contó con los votos favorables del Bloc y la OIV, mientras que los otros dos partidos de la oposición, PP y UV, votaron en contra. El presupuesto, que será el que marque el futuro económico de la ciudad durante el presente año, no sólo no aumenta los impuestos a los ciudadanos, sino que además conseguirá bajar el endeudamiento municipal. Este documento tiene entre sus objetivos actuar en 4 líneas de actuación; Hacer frente a compromisos de financiación plurianual. Acabar las obras ya iniciadas y poner en marcha nuevos servicios. La reparación de servicios ya existentes. Y la mejora de la vía pública y la zona urbana. Este presupuesto, aunque es más restrictivo de lo que se desearía, será un presupuesto de transición para llegar a 2006 con una situación económica muy mejorada que permitirá aprobar un presupuesto más expansivo capaz de hacer frente a grades proyectos. El Bloc voto a favor de este presupuesto que considera realista y ajustado a las necesidades de la ciudad, pero reiteró la necesidad de hacer entrar en el ayuntamiento dinero proveniente de administraciones externas. OIV también estuvo de acuerdo con unos presupuestos equilibrados y bien calculados. Tanto el PP como UV criticaron el procedimiento por el cual se ha tramitado el presupuesto. El PP lo definió como artificial, incrementista y no de contención, un presupuesto trampa que no tiene cautela a la hora de disminuir el déficit. UV aseguró que las inversiones son escasas para lo que pagan los ciudadanos, que por otra parte seguirán sufriendo una presión fiscal muy elevada. Ambos partidos votaron en contra de estos presupuestos.




 

El ayuntamiento de Oliva ha aprobado el presupuesto para 2005

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva