El Bloc elabora una moción para mejorar la calidad de las aguas de Rafalcaid y Venecia


Los nacionalistas se dirigen a la entidad pública de Saneamiento de Aguas Residuales y critican que el gobierno municipal no preste atención a los problemas de los vecinos de estas playas. Por su parte, el gobierno se defiende alegando que una de las peticiones del Bloc fue pedido al Ministerio en marzo.




 

El Bloc elabora una moción para mejorar la calidad de las aguas de Rafalcaid y Venecia

A raíz de los problemas que surgieron el pasado año con la calidad del agua del mar de las playas de Rafalcaid y Venecia, el Bloc ha manifestado esta mañana que las mejoras que se prometieron para este año no se han llevado a cabo y que parece ser que el gobierno local no hace nada para solucionarlo.

 

“De esta forma no sólo se está dañando la imagen turística de estas playas sino que además se les está haciendo un flaco favor a los vecinos”, indicaba el líder nacionalista, Josep Miquel Moya.

 

De esta forma, el Bloc ha indicado que ya que ellos “sí se preocupan por este tema” van a presentar una moción al próximo pleno en defensa de la calidad del agua de estas playas. ¿Cómo? Pidiéndole a la entidad pública de Saneamiento de las Aguas Residuales cuatro cosas:

1)      Que se aumente la capacidad de la depuradora de Gandia, ya que resulta “insuficiente”.

2)      Que se aplique la depuración terciaria de las aguas dentro de la depuradora, ya que ésta por el momento sólo aplica la de segundo grado.

3)      Que se repare el emisario submarino, pues éste, siendo el encargado de evacuar las aguas de la depuradora en el fondo del mar a través de una tubería interna, está lleno de fugas.

4)      Que se finalice “de una vez por todas” el proyecto de desolorización de la depuradora.

 

Rápidamente han contestado desde el gobierno mediante nota de prensa. El ejecutivo ha explicado que ya se anunció por parte del departamento el 5 de marzo que el Ministerio de Medioambiente incorporará en la depuradora el tratamiento terciario de las aguas residuales. Así, anuncian que estas obras serán financiadas por la Unión Europea y ejecutadas por la empresa pública ACUAMED.