Miquel Ángel Arribas Cortés, ganador del concurso del cartel anunciador de la semana santa de Oliva 2006


Miquel Ángel Arribas Cortés, con su obra “El Plor”, es el ganador del concurso del cartel anunciador de la semana santa de Oliva 2006, organizado por la Junta Central de Hermandades de Semana Santa de esta localidad. Más de 30 carteles han participado en este concurso, de los cuales el jurado ha tenido que hacer una exhaustiva selección para poder escoger uno de ellos, que finalmente ha sido el mismo ganador del concurso de la edición de 2005. El premio, dotado con 750€, será entregado a su ganador el año que viene durante el acto de presentación de las madrinas de semana santa. Pero además de la dotación económica, la obra ganadora tendrá otro premio, y es que será el cartel anunciador de la semana santa y también portada del libro de la semana santa 2006, un libro que se editará a principios de año y que se mandará a todas las ferias a las que acude Oliva para promocionarse. Ahora, terminada esta edición del cartel anunciador 2006, el siguiente paso será la publicación de las bases para el concurso de 2007, que tendrá lugar en el mes de diciembre de este año, de manera que el plazo de entrega de material se cerrará la semana anterior al pregón de la semana santa, que generalmente tiene lugar la semana antes al domingo de ramos.




 

Miquel Ángel Arribas Cortés, ganador del concurso del cartel anunciador de la semana santa de Oliva 2006

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva