En el pleno celebrado ayer se trató la aprobación del concierto previo del PGOU


En el pleno celebrado el miércoles 30 de marzo en Oliva se trató la aprobación del concierto previo del PGOU. El documento pretende dar solución a 4 problemas que se concretan en 5 objetivos políticos. Diseñar una red viaria local con nuevos accesos. Satisfacer las demandas de desarrollo urbano. Conectar los distintos núcleos urbanos. Mantener las zonas protegidas por el PGOU de 1982. Y dotar a la ciudad de una importante reserva de suelo para red primaria. Pero no todos los partidos estuvieron de acuerdo. El PP alegó dos pegas; la primera la excesiva cantidad de suelo protegido. Este documento no define el modelo de ciudad que necesita Oliva. El futuro de Oliva no pasa por el sector agrícola, por lo que calificar como suelo no urbanizable protegido tantas hectáreas del término significa “condenarlas a la miseria”. Sería mejor darles un uso hotelero o residencial, los motores de la economía de la Safor. En este punto, la portavoz del Bloc, que define este documento como realista y adaptado a los tiempos, acusó al PP de demagogia, ya que la cantidad de suelo agrícola contemplada en este documento es similar a la que se contemplaba en el borrador preparado por los populares en 2003. Por su parte tanto UV como OIV estuvieron de acuerdo con el PP en no destinar tanto suelo a un sector en decadencia. La otra pega del PP a este documento es la falta de consenso entre los partidos y entre los distintos sectores de la ciudad. El documento, afirma, es fruto del acuerdo exclusivo entre el PSOE y el BLOC. A esta acusación los partidos aludidos alegaron que en los dos años que llevan elaborando este documento sólo han recibido una propuesta del PP, lo que demuestra su escaso interés en el proyecto. Finalmente, el concierto previo fue aprobado con los votos a favor de PSOE y Bloc. PP y UV votaron en contra y OIV se abstuvo en la votación.




 

En el pleno celebrado ayer se trató la aprobación del concierto previo del PGOU

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva