Malestar en Potríes por la reducción del horario de atención médica


A finales del mes de mayo el alcalde del BLOC, Juan Fer Monzó, fue informado, por parte de la dirección del Departamento de Salud 12 al que pertenece el municipio, de la nueva jornada de atención médica en consulta de 8 a 11 de la mañana, recortándose en dos horas el horario habitual.




 

Malestar en Potríes por la reducción del horario de atención médica

El Ayuntamiento de Potríes ha aprobado por unanimidad una moción donde muestra su malestar por la reducción del Servicio médico y pide a la Conselleria de Sanidad la suspensión de la medida. La propuesta de alcaldía presentada por el BLOC fue debatida y aprobada en el pleno del pasado jueves, con el apoyo de los dos grupos de la oposición, PSOE-PSPV Y PP.

 

A finales del mes de mayo el alcalde del BLOC, Juan Fer Monzó, fue informado, por parte de la dirección del Departamento de Salud 12 al que pertenece el municipio, de la nueva jornada de atención médica en consulta de 8 a 11 de la mañana, recortándose en dos horas el horario habitual. A partir de esa hora hasta las 12 del mediodía el médico sólo atendería las visitas domiciliarias. Para cualquier incidencia posterior los vecinos deben desplazarse al centro de salud de Bellreguard.

 

Cuando por parte de la alcaldía se pide información sobre los motivos que han llevado a tomar la medida, desde la dirección del Departamento de Salud 12 se asegura que el municipio está por debajo de las ratios de cartillas sanitarias establecidas como mínimo.

La decisión de las autoridades sanitarias se ampara en el Real decreto del Ministerio de Sanidad 1575/1993 de 10 de septiembre, donde se fija que la ratio óptima de cartillas por facultativo abraza una cifra de 1200 a 2000. Potríes tiene 778, ahora bien, tal y como explica el alcalde, Juan Fer Monzó, “la misma normativa recoge que la ratio de cartillas puede ser modificada a la baja en función de condicionantes demográficos, sociales o geográficos, y este es el caso de Potríes. Tenemos un porcentaje elevado de población mayor o envejecida con dificultades para desplazarse y, además, debemos recordar que no hay comunicación directa de transporte público entre nuestro pueblo y Bellreguard”.

 

Por otra parte, según el alcalde “de aquí a finales de año Potríes aumentará el número de habitantes de manera considerable, las previsiones apuntan a unos 400 vecinos más que se instalarán en la zona nueva”. La autoridad municipal entiende que el incremento poblacional a raíz del crecimiento urbanístico y de la necesidad de mantener servicios, sobretodo en pueblos pequeños, para garantizar su futuro y otros condicionantes sociales hay  que tenerlos en cuenta. Juan Fer Monzó recuerda que “los usuarios de Centro Comarcal de Disminuidos Psíquicos ubicado en el pueblo también son atendidos por el médico del pueblo y son un colectivo que, por sus características, precisan de una atención especial. Tanto la corporación municipal como los vecinos rechazan la decisión de la Conselleria de Sanidad por considerarla arbitraria y porque perjudica nuestros derechos. Entendemos que no se ha escuchado nuestra voz y que hay aspectos que deberían haberse estudiado antes de adoptar esta medida”.

 

La propuesta de la alcaldía donde muestra el malestar de la población será remetida al Departamento de Salud 12, al Director Territorial de Sanidad, al Director General de Salud Publica y al Conseller, Manuel Cervera