Escrivá denuncia públicamente la situación de degradación urbana


Escrivá ha aprovechado la ocasión para denunciar públicamente la situación de degradación urbana que hay en el municipio. Concretamente, Escrivá ha hecho referencia a la zona deportiva de la calle Sant Vicent, en la zona del Raval. Los populares han recibido 101 quejas y peticiones de vecinos que reclaman más atención y vigilancia. Los populares han recordado que en la anterior corporación la zona deportiva contaba con un conserje que se encargaba tanto de la vigilancia como de la limpieza del parque, una medida efectiva que supuso un cambio en el aspecto y la fisonomía de este espacio público. Pero con el cambio de gobierno la figura del conserje desapareció y ahora el parque se ha deteriorado notablemente y está originando numerosos problemas. Los vecinos se quejan de la falta de mantenimiento y limpieza, la falta de vigilancia policial y la ausencia de un horario de apertura y cierre del parque. Escrivá anima al gobierno a tomar las medidas oportunas para que este espacio no se pierda y sobre todo no se convierta en foco de actividades ilegales que lo único que provocarían sería una mayor sensación de inseguridad en el barrio y una situación incómoda para los vecinos. Ante estas circunstancias, el PP solicita al gobierno que lleve a cabo en esta zona una labor de vigilancia y limpieza continuada como método para solucionar esta situación poco a poco.




 

Escrivá denuncia públicamente la situación de degradación urbana

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva