Mascarell se muestra tranquilo ante el rechazo del acuerdo con los sindicatos policiales


El edil indica que el ayuntamiento ha hecho lo que ha podido y que “los policías no pueden exigir más sueldo sin dar nada a cambio”.




 

Mascarell se muestra tranquilo ante el rechazo del acuerdo con los sindicatos policiales

El concejal en seguridad ciudadana, Vicent Mascarell ha hablado hoy sobre la postura de la Plataforma UGT CCOO CSI CSIF de rechazar la propuesta del ayuntamiento para la mejora de los servicios de la Policía Local de Gandia. Mascarell ha explicado que estos tres meses de negociaciones han sido muy intensos y ha manifestado su sorpresa por este rechazo. Un rechazo calificado por el concejal como un tremendo error.

Mascarell refleja que con este acuerdo Gandia hubiera pasado a ser una de las ciudades que mejor pagan a sus policías locales. Pero “las estructuras rígidas del cuerpo policial, -explicaba Mascarell- no han dejado que esto suceda”.

 

Así, Mascarell indica que la Policía no puede pedir un aumento de salario sin ofrecer nada a cambio. El trato desde el ayuntamiento es aumentar hasta 350 euros más su sueldo si a cambio ofrecen un trabajo de más calidad. Un ejemplo sería el de sacrificar un tercio de sus vacaciones de verano, para disfrutarlas más tarde con el objetivo de que durante la época estival, Gandia cuente con un refuerzo policial. Una propuesta que no ha convencido a los policías.

 

La primera medida de los funcionarios como reivindicación ha sido la de ponerse en huelga a la hora de hacer horas extra. Una cuestión que afecta mucho a la época estival ya que se necesita de más presencia policial. No obstante, Mascarell ha explicado que el ayuntamiento ya ha previsto soluciones para no menguar la seguridad ciudadana en verano como la previsión de incorporar más policía en las calles, abrir una bolsa de trabajo para funcionarios interinos y traer a policía nacional.

 

Así, Mascarell ha indicado que por parte del ayuntamiento están muy tranquilos con su actuación y que es la Plataforma la que deberá de abrir de nuevo las negociaciones.