Se sustituye la barandilla de la Sèquia Mare de la playa de Oliva por una de balaustre


El Ayuntamiento de Oliva ha iniciado un proyecto de sustitución de la barandilla metálica ubicada en los márgenes de la desembocadura de la Sèquia Mare en la playa de Oliva. Las obras se están llevando a cabo tras las numerosas quejas vertidas sobre el consistorio olivense por parte de vecinos y de la oposición por el mal estado de la antigua barandilla




 

Se sustituye la barandilla de la Sèquia Mare de la playa de Oliva por una de balaustre

El Departamento de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Oliva ha decidido paliar el deterioro de la barandilla metálica situada en el tramo final de la playa. Para ello se han iniciado unas obras que permitirán la sustitución de 400 metros de barandilla por una nueva de balaustre. Según declara el regidor de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Oliva, Vicente Santacatalina, el proyecto en la Sèquia Mare era urgente y el Gobierno ha sabido responder a esta demanda con celeridad. Además de ello destaca la estructuración de las obras en dos partes, una de ellas en el lado del puente, en el mirador, para a continuación finalizar en la calle Comarca de la Marina.

 

El proyecto aprobado por el Ayuntamiento cuenta con un presupuesto de 47.000 euros de los cuales 12.000 corren a cargo de la empresa Alesa, implicada con la reforma de la Sèquia Mare. Se espera que las obras duren todo el mes de julio y mejoren el aspecto visual de la desembocadura.

 

Las quejas por el mal olor de la desembocadura de la Sèquia Mare y el mal estado de las barandillas venían siendo una constante desde hace meses por parte de la oposición del Gobierno de Oliva y algunos vecinos de la zona. Por su parte, Santacatalina confirma así los beneficios que aportarán a la playa las obras que incluye este proyecto.