El PP de Oliva exige al gobierno municipal del PSOE que actualice el servicio de eco-parque a las necesidades reales de los vecinos


La ciudad está cada vez más concienciada de la necesidad de que los residuos de nuestras casas y establecimientos han de llevarse al Eco-parque que se encuentra ubicado en el polígono industrial. Esta concienciación debe ser aprovechada por el gobierno municipal socialista para mejorar el servicio de recogida selectiva.




 

El PP de Oliva exige al gobierno municipal del PSOE que actualice el servicio de eco-parque a las necesidades reales de los vecinos

El Partido Popular de Oliva exige al Sr. Fuster que actualice el servicio de Eco-parque a las necesidades actuales de los usuarios y vecinos de Oliva. Según el PP de Oliva, la regulación de cómo ha de utilizarse y gestionarse el Eco-parque se aprobó  a principios  del año 2000. Este servicio de recogida selectiva de residuos urbanos, se implantó con el gobierno del Partido Popular en el año 2000. Ahora, ocho años después de su implantación y a la vista del papel tan importante que cumple en la recepción de residuos sólidos urbanos, según el concejal popular Blai Peiró, se hace  necesario actualizar  el servicio para acomodarlo a las exigencias y necesidades de los usuarios.

 

Para el concejal popular, nuestra ciudad está cada vez más concienciada de la necesidad de que los residuos de nuestras casas  y establecimientos han de llevarse al Eco-parque  que se encuentra ubicado en el polígono industrial. Esta concienciación debe ser aprovechada por el gobierno municipal  socialista para mejorar el servicio de recogida selectiva.

 

Acercar la información al ciudadano sobre horarios y días de apertura, acomodar los horarios a las necesidades reales de las personas que desean deshacerse de toda clase de residuos urbanos como: neveras, sillas, restos de podas, hierros y metales, baterías de coche, envases vacíos de aerosoles, debe ser una prioridad del gobierno socialista que gobierna en Oliva y así lo ha solicitado el Partido Popular.

Regular el servicio de manera coherente para proteger el medio ambiente debería ser una prioridad y una exigencia  del gobierno del Sr. Salvador Fuster.

 

Para el concejal popular Blai Peiró  no es serio ni de recibo que se realicen todos los esfuerzos de gobierno socialista para sancionar a los vecinos que depositan los residuos sólidos fuera del recinto autorizado, mientras el servicio de eco-parque, después de ocho años, es incapaz de actualizarse y acoplarse a las nuevas demandas de los usuarios.

 

Según la ordenanza municipal aprobada en febrero de 2000, cuando habla de residuos sólidos urbanos señala que queda limitado el uso del eco-parque para este tipo de residuos como máximo a 100 Kg/día por productor (200 Kg. si son sólo escombros). Si se trata de residuos sólidos industriales inertes y siempre que se tenga conocimiento de la autorización del Ayuntamiento será de 200 Kg/día o su equivalente en función de la densidad del residuo (500 Kg/día si se trata sólo de escombros).

 

Según el concejal popular Blai Peiró la falta de información sobre el servicio  del eco-parque y de su horario motiva que muchos vecinos de Oliva y  otras personas, que no siendo del municipio poseen segundas viviendas en nuestra ciudad, no puedan utilizar este servicio correctamente y se produzcan semanalmente situaciones como la que aparece en las fotografías.

 

A todo  esto hay que sumar la falta de control y vigilancia sobre el recinto del Eco- parque cuando se encuentra cerrado. En ocasiones, por la noche, las instalaciones reciben la visita de  personas que se dedican a entrar en el recinto en busca de chatarra y otros enseres para revenderlos.