Xeresa apuesta por el ahorro energético.


La Conselleria de Infraestructuras subvenciona el cambio de farolas.




 

Xeresa apuesta por el ahorro energético.

Los vecinos de Xeresa tendrán que acostumbrarse a un nuevo modelo de farola tras tantos años, en los que los gastos por mantenimiento de las farolas antiguas iban aumentando cada vez más. El Ayuntamiento de la localidad ha conseguido una subvención de la Conselleria de Infraestructuras (Agencia Valenciana de la Energía) para la renovación del alumbrado público.

 

En esta primera fase se sustituirán las farolas de las dos calles principales del casco urbano: la calle Miguel Vivó y la calle Mayor.

 

El nuevo modelo de farola admite el doble nivel: un sistema que se puede programar para que en una franja de horario nocturno el alumbrado baje de intensidad consumiendo la mitad. Además, las nuevas lámparas son de sodio, es decir de bajo consumo.

 

 

La previsión del gobierno municipal es de renovar todo el alumbrado en 3 o 4 años, si la Conselleria de Infraestructuras continúa manteniendo esta línea de subvenciones y contribuir con esta inversión a un ahorro económico para el futuro.

 

Con la previsión de la subida del precio de la electricidad, hace un mes, el alcalde y la concejal de urbanismo reunieron a los vecinos de estas calles para explicar la actuación que iba a hacerse. En la reunión se mostró un catálogo de farolas para que fueran los mismos vecinos los que eligieran. Aún cuando, inicialmente, el gobierno municipal se decantaba por un modelo más rústico de farola los vecinos eligieron otro modelo que alumbra directamente a la calle y aumenta la visibilidad.

 

Para las calles más estrechas y antiguas se prevé un tipo de farola más rústica.