La Feria del Motor de Oliva obtiene un aprobado alto del público y los participantes


A falta del dictamen oficial de las encuestas, las valoraciones a pie de feria valoran de forma 'muy positiva' el montaje coherente de los escaparates, la oferta de contenidos y la habilitación de espacios alternativos, como la feria infantil.




 

La Feria del Motor de Oliva obtiene un aprobado alto del público y los participantes

El sábado 28 de junio era el día en que se esperaba la máxima asistencia a la Feria del Motor de Oliva y aunque no fue un llenazo, el acontecimiento colmó de sobra las expectativas. Pasadas las 18.30h, el paseo Lluís Vives y su prolongación, el Joan Fuster, era un hervidero de visitantes. La gente se agolpaba frente a las casetas de los expositores mientras sus anfitriones, ansiosos por encender ventas, se esmeraban con folletos de información y ofertas.

 

En la mañana del sábado, la inauguración oficial de la Feria ya dejó entrever las primeras valoraciones del público asistente. A pie de calle, 7½Noticias constató la buena acogida del público al despliegue del recinto.

Los visitantes se mostraban ‘muy cómodos’ a la hora pasear por entre las casetas, dispuestas este año de forma diáfana a pesar de aumentar en número. Como colofón, la feria infantil de atracciones ubicada al final del paseo cumplió con el objetivo de atraer a las familias en un fin de semana ameno. Y junto a ese ‘Bien’ del público otorgado a la infraestructura, un ‘Notable alto’ para la oferta de contenidos.

Tanto los turismos como la maquinaria industrial engatusaron las miradas de los presentes durante horas de entretenido paseo.

 

La decimonovena edición de la Feria del Motor de Oliva parece haber colmado las expectativas organizativas. Falta ahora desvelar el resultado de las encuestas oficiales realizadas por el Ayuntamiento entre los particulares y las empresas.