El 75 por ciento de los pacientes atendidos por la Unidad de Cefalea del Hospital de Gandia son mujeres


La Unidad ha atendido a 141 nuevos pacientes en 2008 y más de 360 segundas visitas.




 

El 75 por ciento de los pacientes atendidos por la Unidad de Cefalea del Hospital de Gandia son mujeres

La Unidad de Cefalea del Hospital Francesc de Borja de Gandia ha tratado a 141 nuevos pacientes con migraña en el primer semestre del año y 360 pacientes en segundas o posteriores visitas, donde más del 75% son mujeres. Se trata de una Unidad especializada que atiende a pacientes con este tipo de patologías y que se  constituyó en el Hospital de Gandia en abril del 2004.

 

La migraña es la principal patología atendida en esta consulta y desde que se creó, esta Unidad está trabajando con ensayos clínicos relacionados con la migraña así como con tratamientos alternativos para combatir esta dolencia que sufre cerca de un 12% de la población.

 

La migraña es un dolor de cabeza esencial que puede ir acompañado de nauseas y molestias a la luz y al ruido. Las mujeres en edad fértil es el segmento de población que más la padece. Los casos que más se atienden en esta unidad son pacientes con migrañas muy frecuentes y/o incapacitantes que necesitan tratamiento no solo para las crisis, sino también preventivos.

 

Desde la Unidad de Cefalea del Hospital de Gandia se apuesta por el tratamiento preventivo y están incorporando las últimas técnicas para tratar aquellos pacientes a los que los tratamientos convencionales no les funciona, como por el ejemplo la infiltración de toxina botulínica para los casos de migraña rebelde o el estimulador suboccipital.

 

 

Impacto en la calidad de vida de los pacientes

 

Tal y como asegura el Dr. Samuel Díaz, neurólogo del Hospital, “Aunque la migraña es una enfermedad que no amenaza la vida de los pacientes, es una de las dolencias que tienen gran repercusión en la calidad de vida. Se trata de una dolencia que si se repite con mucha frecuencia incapacita para realizar cualquier actividad”.

 

Los profesionales de esta Unidad  realizan un cuestionario a los pacientes para comprobar el grado de repercusión que tiene esta dolencia en la vida diaria. Los datos muestran que la repercusión es severa o muy severa, de ahí la importancia de potenciar los tratamientos preventivos.

 

 

Evitar la automedicación

 

Evitar la automedicación es otra de las prioridades de estos profesionales ya que un mal uso de los medicamentos no solo no puede calmar el dolor, sino que puede hacer reaparecer las crisis de migraña. Tal y como afirma el Dr. Díaz: “La automedicación es desaconsejable siempre. El consumo crónico de analgésicos y las combinaciones pueden enganchar al paciente y desencadenarse una cefalea por abuso de medicación”.

 

Otro de los consejos que dan los profesionales es llevar una vida equilibrada, con unas pautas de sueño y comida regular y evitar el consumo de sustancias excitantes como la cafeína, alcohol u otras drogas. Del mismo modo, se recomienda evitar aquellos alimentos o bebidas que el paciente haya comprobado que le desencadenan crisis y que no tienen por que ser igual en todas las personas.

 

Tal y como asegura el Dr. Díaz, “hay que acudir al médico de cabecera cuando la migraña no se maneja adecuadamente o cuando aumenta la frecuencia de las crisis. La mayor parte de los casos de migraña se pueden atender en Atención Primaria, cuando se presenten casos en los que el tratamiento no funciona o cuando de hace complicado su manejo, se nos remiten a esta unidad especializada”.