El PP de Oliva reclama una actualización del servicio de eco-parque


El Partido Popular de Oliva exige al gobierno municipal socialista que actualice el servicio de eco-parc a las necesidades reales de los usuarios y vecinos de la localidad. Según el concejal Blai Peiró, la regulación del servicio de manera coherente debería ser una prioridad y una exigencia del gobierno de Salvador Fuster. Los populares olivenses denuncian así la falta de control y vigilancia sobre el recinto del eco-parque, competencia directa del Área de Medio Ambiente, que dirige la socialista Inma Mañó.




 

El PP de Oliva reclama una actualización del servicio de eco-parque

A principios del año 2000 se aprobaba la regulación de cómo ha de utilizarse y gestionarse el servicio de eco-parque de Oliva y ahora, ocho años después, según el concejal popular Blai Peiró, la actualización del servicio es una clara necesidad para acomodarlo a las exigencias e intereses de los usuarios.

 

El PP de Oliva solicita que se acerque la información al ciudadano sobre horarios y días de apertura, acomodar los horarios a las necesidades reales de los vecinos, realizar un control más exhaustivo sobre el recinto y regular el servicio de manera coherente para proteger el medio ambiente. Esto, según Blai Peiró, debería ser una firme prioridad para el gobierno socialista de la ciudad.

 

Por ello Peiró insta a los responsables del área de Medio Ambiente a que se acerquen al recinto del eco-parque y comprueben por sí mismos el estado del servicio, solicitando que tomen las medidas necesarias para paliar esta alarmante situación y el descontrol vigente del servicio.

 

De esta manera, el Partido Popular de Oliva, denuncia la situación actual del eco-parque, que ocasiona un incorrecto uso del servicio por parte de los usuarios y lo seguirá haciendo si no se revisa y actualiza la regulación vigente.