La regidora de fiestas ha dado a conocer el cartel para la fira i festes de Oliva 2005,


La regidora de fiestas ha dado a conocer el cartel para la fira i festes de Oliva 2005, un cartel de lujo que contará como plato fuerte con las actuaciones de Juan Bau, Jarabe de palo y Andy y Lucas. La principal novedad de este año es el cambio de fechas. Este año la feria se atrasa dos semanas y se junta, aunque sin solaparse, con la festividad de los moros, consiguiendo así una gran fiesta con muchos contenidos. Comienzan pues las fiestas el 8 de julio con una actividad para niños, todavía sin concretar, que se desarrollará en el parque de la estación. Un día después, también el parque será el escenario del concierto de Juan Bau. El día 15 Jarabe de palo actuará en el polideportivo municipal, y un día después tendrá lugar la presentación de los cargos moros. El domingo 17 llega el tercer plato fuerte de estas fiestas, la actuación de Andy y Lucas también en el polideportivo. Por último, el jueves 21 tendrá lugar el tradicional puchero que da comienzo a las fiestas de los moros y cristianos de Oliva. Todas estas actuaciones están abiertas a todo el público. Todavía quedan por concretar los horarios de estas actividades así como el resto de actividades de carácter cultural que rellenarán la agenda festiva del 8 al 24 de julio. También quedan por concretar los precios de las actuaciones.




 

La regidora de fiestas ha dado a conocer el cartel para la fira i festes de Oliva 2005,

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva