Blasco plantea un pacto de estado por la inmigración


Primera reunión de la Sectorial de Inmigración. Blasco exige un acuerdo entre comunidades y Gobierno para consensuar la política de inmigración. El conseller pide al ministro que contemple la realidad de la mano de obra inmigrante en el plan de recolocaciones. La Ley valenciana prevé el conocimiento de idiomas oficiales por parte de los inmigrantes.




 

Blasco plantea un pacto de estado por la inmigración

El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha planteado hoy en la primera reunión de la Conferencia Sectorial de Inmigración la necesidad de un pacto de estado para abordar los desafíos económicos y sociales que surgen como consecuencia del espectacular incremento de la población extranjera en España y la puesta en marcha de una política común europea en esta materia.

 

Dicho pacto, propuesto por el conseller de Inmigración y Ciudadanía Rafael Blasco, consiste en dotar a las comunidades autónomas de más ayudas económicas para impulsar políticas de integración, sobretodo en las regiones receptoras de inmigrantes como es la valenciana; la concreción del pacto europeo por la inmigración y la reforma de la ley de extranjería en lo concerniente a las políticas de reagrupación familiar y de retorno.

 

Ahora, iniciada la presidencia francesa en la Unión Europea y con la inmigración como un asunto clave de este semestre, el Consell tiene muy avanzado cuál debe ser el modelo de integración en la Comunitat.

 

La Ley de Integración Valenciana, actualmente en fase de anteproyecto permitirá desarrollar los acuerdos del Pacto Europeo sobre Inmigración, entre ellos, la oferta de las lenguas oficiales a los inmigrantes.

 

Se trata de un modelo pionero y ambicioso que se adapta perfectamente a nuevas las directrices europeas y que puede convertirse en una referencia para que el Gobierno de España adapte su política de inmigración a las nuevas exigencias europeas.

 

La Ley Valenciana de Integración ya desarrolla, de hecho, varias de las medidas incluidas en el Pacto. Por ejemplo, el documento prevé, entre los servicios de acogida, el acceso a unos conocimientos básicos de los idiomas oficiales de la Comunitat. Este beneficio, según ha anticipado el conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, se extiende a todos los inmigrantes.

 

El Gobierno Valenciano ya ha considerado entre sus obligaciones legales facilitar la integración de los inmigrantes a través del conocimiento de los idiomas oficiales de la Comunitat. El Compromiso de Integración impulsado desde el Consell señala literalmente “el ofrecimiento por parte de la Generalitat de un programa voluntario de comprensión de la sociedad valenciana que facilite a la persona inmigrante los conocimientos básicos sobre ésta –incluyéndose los idiomas- y en la manifestación de voluntad de la persona inmigrante de seguir con aprovechamiento dicho programa”.

 

Comunidades autónomas y Ley de Extranjería

 

El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, entiende que las comunidades autónomas deben tener un papel más activo en las decisiones que adopte el Gobierno de España en materia de integración. Un ejemplo es la modificación de la Ley de Extranjería prevista para antes de fin de año, sobre todo, en lo relativo a la reagrupación familiar –en especial, el de los menores- dado que las competencias educativas las ostentan las comunidades autónomas con lo que el calendario para la reagrupación en edad escolar debería consensuarse con el fin de favorecer la integración, mejorar el rendimiento y evitar disfunciones.

 

Además en cuanto a los requisitos económicos y de disponibilidad de vivienda exigidos en la reagrupación familiar, Blasco considera determinante la participación de las comunidades autónomas dado que “en la actualidad el régimen para acreditar estos requisitos varía en cada comunidad autónoma al tratarse como en el caso de la política de vivienda de competencias autonómicas”.

 

Por último, Blasco ha vuelto a reclamar al Gobierno socialista una redistribución de los fondos dedicados a la atención de inmigrantes teniendo en cuenta su distribución geográfica. Los últimos datos de desempleo en España y la Comunitat, además, afectan en especial a la segunda en cuanto a la mano de obra inmigrante. De hecho el 26,2% del incremento del paro extranjero en España tiene lugar en la Comunitat, un aumento de 4.756 sobre un total de 18.093. El desempleo entre los extranjeros ha aumentado un 83% en el último año.