El 94 por ciento de los valencianos desconoce los efectos nocivos de la radiación UV sobre los ojos


Un 8 por ciento nunca se ha realizado una revisión visual. El 58 por ciento de los encuestados hace uso de gafas o lentillas.




 

El 94 por ciento de los valencianos desconoce los efectos nocivos de la radiación UV sobre los ojos

Los valencianos consideran que los ojos son menos vulnerables que la piel ante los efectos nocivos de los rayos ultravioletas. Según el III Estudio sobre la Salud Visual de los Españoles realizado por Transitions Optical, sólo un 6% de los valencianos afirmó saber que sus ojos pueden ser dañados por los efectos nocivos de una sobreexposición a la radiación ultravioleta, mientras que más del 64% relacionó al astro rey con el cáncer de piel.

 

Sin embargo, este desconocimiento no implica una falta de cuidado de la vista por parte de los valencianos, ya que para elegir su alimentación el 43% de los entrevistados dijo considerar muy importante saber cuáles son los alimentos beneficiosos para su salud visual, en cambio, un 49% le da mayor importancia al cerebro y otro 42% a la piel. El sexo ocupa el último lugar a la hora de conocer los beneficios de la alimentación, con un 33% de respuestas recibidas.

 

Es más, los valencianos reconocen que algunos malos hábitos pueden afectar la salud visual y le dan una alta importancia al hecho de ver televisión (95%), trabajar en un ordenador (93%) y llevar unos malos hábitos alimenticios (90%).

 

Algunos de estos hábitos también son tenidos en cuenta cuando se habla de sentir cansancio e incomodidad en los ojos. Según el estudio, los habitantes de Valencia señalan en primer lugar al deslumbramiento del sol mientras se conduce en el día o de los faros de los coches durante la noche (37%), como un factor que influye de forma determinante a la hora de sentir cansancio e incomodidad visual, seguido por el uso de los ordenadores (36%), la lectura (35%) y en último lugar el hecho de ver televisión (27%).

 

Además, un 64% siente incomodidad en los ojos con el deslumbramiento producido por el sol, un 49% con el producido por las luces de los coches, un 30% con el de la pantalla de los ordenadores,  un 28% con el de la nieve y otro 28% con el reflejo de las ventanas.

 

Más de la mitad de los valencianos usa gafas o lentillas

Así lo demuestra el estudio de Transitions Optical. Un 58% de los habitantes de Valencia necesita hacer uso de gafas graduadas o lentillas para poder ver de forma correcta, siendo muy amplia la diferencia entre los que sólo utilizan gafas (49%) o lentillas (5%).

 

Además, un 8% de los valencianos nunca se ha hecho una revisión visual, un 15% lo hace menos de una vez cada dos años y un 14% acude a hacerse una revisión una vez cada dos años, a diferencia de la revisión anual recomendada por los especialistas con el fin de prevenir enfermedades oculares.

 

En el caso de los hijos de los encuestados que a día de hoy viven en el hogar familiar, los datos varían de forma considerable. El estudio destaca que a pesar de que el 34% de ellos hace uso de gafas o lentillas, un 32% de ellos NUNCA se ha realizado una revisión ocular, lo que da a entender, de forma directa, el desconocimiento que todavía existe entre los padres de la necesidad de prevenir enfermedades oculares a corto, medio y largo plazo tomando las medidas pertinentes.

 

Los ojos, vulnerables a la intensidad de la radiación UV que reciben

Los protectores solares pueden ayudar a proteger la piel ante una exposición excesiva a la radiación ultravioleta. Del mismo modo, hacer uso de unas lentes adecuadas que bloqueen de forma segura el 100% de esta radiación puede ayudar a proteger los ojos para ver mejor hoy y en el futuro, como es el caso de las lentes fotocromáticas Transitions, que aportan protección, calidad y comodidad visual los 365 días del año, adaptando el color de las lentes a la intensidad de luz que reciben, por lo que son completamente transparentes en interiores y en espacios exteriores, se adaptan gradualmente a esta intensidad de luz.

 

Todos los días, esté despejado o nublado y en cualquier estación, se está expuesto a los rayos ultravioleta. Posiblemente no se note su absorción ya que la radiación ultravioleta es invisible a los ojos, pero el daño que pueden causar a la vista se va acumulando con el paso del tiempo.