La inflación en la Comunitat sube cuatro décimas y roza el 5 por ciento, la tasa más elevada desde 1995


Según Landecho, Director General de Economía: ‘Es evidente que el Gobierno central no acierta ni en el diagnóstico de la coyuntura económica ni en las medidas que aplica’. ‘La elevada inflación que estamos alcanzando ya es un problema estructural’. ‘El diferencial con la zona Euro sigue aumentado y dificulta de manera importante nuestras ventas al exterior’.




 

La inflación en la Comunitat sube cuatro décimas y roza el 5 por ciento, la tasa más elevada desde 1995

El director general de Economía, Pablo Landecho,  que la inflación en la Comunitat “sube cuatro décimas en junio y se sitúa en el 4,9%, de nuevo la tasa más elevada desde el año 1995 y lamentablemente batiendo records”.

 

De acuerdo con los datos que ha publicado hoy el INE, los precios subieron un 0,5% en la Comunitat y un 0,6% en España. En términos interanuales, la subida ha sido del 4,9% en la Comunitat y del 5% en el conjunto de España.

 

Landecho ha destacado que la evolución mensual del IPC en la Comunitat nos sitúa en junio a la cabeza de las autonomías donde menos se incrementaron los precios, lo que “confirma que las nuevas Medidas de Impulso de la Economía Valenciana 2008-2009 aprobadas recientemente por el Consell son las más acertadas a la situación actual y que deben venir acompañadas de una política económica eficaz por parte del Gobierno central”.

 

En cuanto a los diferentes grupos de consumo, el IPC de la Comunitat ha experimentado los mayores incrementos en lo que llevamos de año en Transporte (7,3%); Vivienda (5%); Hoteles, cafés y restaurantes (4,1%); Bebidas alcohólicas y tabaco (3,7%); Otros (2,9%); Alimentos y bebidas no alcohólicas (2,1%); y Menaje (1,7%).

 

Asimismo, el director general de Economía ha resaltado que el dato del IPC Armonizado, que permite comparar la evolución de los precios de España con la zona Euro, “sigue mostrando en el mes de junio un incremento progresivo del diferencial de la tasa de inflación, lo que dificulta de manera importante nuestras ventas al mercado exterior”. El diferencial en la tasa interanual de variación de precios en España durante el mes de junio en relación a la zona Euro se ha incrementado en una décima, hasta alcanzar 1,1 puntos.

 

Previsiones erróneas del Gobierno central

 

Landecho ha resaltado que el Gobierno central “no ha acertado ni en el diagnóstico de la coyuntura económica ni en las medidas que aplica, de hecho los socialistas van variando argumentos y discurso en función de los diferentes indicadores económicos que día a día hacen evidente que la situación no es nada favorable”.

 

Con este dato, la previsión de inflación para finales de año se sitúa por encima del 4%, muy lejos del 2% que tenía como objetivo el gobierno a principios de año. El Ministro de Economía, señor Solbes, anunció en campaña electoral que la inflación alcanzaría su máximo en el mes de marzo para posteriormente moderarse hasta alcanzar niveles cercanos al objetivo inicial. La realidad muestra que las previsiones de inflación del ministro han sido erróneas a todas luces lo que, unido a sus continuas revisiones en la previsión de crecimiento, sitúa su credibilidad en los niveles más bajos desde que es ministro.

 

“Atravesamos una situación donde el crecimiento del PIB se desacelera y se combina con una elevada tasa de inflación, lo que de no aplicar las medidas adecuadas nos puede llevar a entrar a lo que conocemos como estanflación” ha explicado Landecho.

 

Para el director general de Economía “desde el Gobierno central se debe tomar conciencia de la situación y asumir su responsabilidad ante una falta de previsión, que está repercutiendo en la escalada de precios que estamos viviendo en nuestra economía, situación que afecta de forma directa a los ciudadanos y a nuestras empresas, que ven  como se recorta su poder adquisitivo y su competitividad en los mercados, respectivamente”.

 

Factores que hacen repuntar los precios

 

Asimismo, el director general de Economía ha afirmado que los mayores aumentos de precios “se están produciendo en los carburantes y en los productos básicos de primera necesidad, lo que implica un efecto perverso sobre la distribución de la renta e incide en mayor medida sobre las personas que cuentan con menores rentas”.

 

Para Landecho “la elevada inflación que estamos alcanzando representa un problema estructural, más allá del influjo coyuntural del petróleo. Se trata, en gran medida, de la rigidez que muestra el sector terciario y de la fijación de precios en determinados mercados de bienes y servicios”.

 

Por otra parte, el director general de Economía ha manifestado que durante el primer trimestre de 2008 los costes laborales en España crecieron en términos interanuales un 5,1%, de acuerdo con la Encuesta de Coste Laboral que publica el INE, costes que en la zona Euro se situaron alrededor del 3,3%, según Eurostat.

 

“Este incremento –ha explicado Landecho- puede generar un efecto inflacionario de segunda vuelta, convirtiéndose finalmente en una espiral inflacionista”.

 

A todos estos factores, “hay que añadir los efectos de la huelga de transportistas sobre el incremento en el precio de los alimentos frescos, la tendencia alcista de las materias primas alimentarias que hacen subir los precios de los alimentos finales o el incremento de los precios industriales y la energía” ha resaltado el director general de Economía.

 

Asimismo, Landecho ha hecho hincapié en la próxima subida de la tarifa eléctrica anunciada por el Ministro de Industria, “aumento que resulta obvio no va a favorecer el control de la inflación de cara a los próximos meses”.