La barriada de Sant Roc atraviesa serios problemas de convivencia


La barriada de Sant Roc está atravesando serios problemas de convivencia y seguridad ciudadana, una situación que ha llevado a los vecinos a convocar una reunión a la que se invitó a participar tanto a los políticos del consistorio, como a los representantes de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado. Durante la reunión, se expusieron los principales problemas que padecen, como los continuos actos vandálicos tanto contra la propiedad pública, en mobiliario urbano fundamentalmente, como contra la propiedad privada. Las amenazas que muchos vecinos sufren de otros de diferentes etnias, así como los continuos robos y asaltos que padecen. Otros de los problemas que se expusieron fueron el incremento de la inseguridad a consecuencia del tráfico de estupefacientes en la zona y las peleas ilegales de gallos que se realizan casi a diario. Ante las reiteradas quejas de los vecinos, el alcalde se comprometió a estudiar la problemática y a plantear de inmediato medidas para solucionar o como mínimo encauzar la problemática, medidas como el aumento de las patrullas policiales tanto durante el día como durante la noche y a mantener un contacto más directo y estable con los vecinos. De momento, los vecinos han mostrado satisfacción por la respuesta de los responsables políticos, y están a la espera de mantener más reuniones y de comprobar el grado de cumplimiento de los compromisos, esperando que estas medidas vengan a frenar la salida de familias jóvenes de la barriada de Sant Roc.




 

La barriada de Sant Roc atraviesa serios problemas de convivencia

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva