El Bloc denuncia la insuficiente atención sanitaria que sufren los pueblos costeros de la comarca


Los portavoces del Bloc de la comarca denuncian un año más la mala asistencia sanitaria que sufren los pueblos costeros que en época estival se ven saturados de población y con una atención médica más reducida que de costumbre. Descontento, por tanto, de los vecinos y profesionales debido al horario de atención insuficiente por la falta de médicos.




 

El Bloc denuncia la insuficiente atención sanitaria que sufren los pueblos costeros de la comarca

Las poblaciones costeras de la comarca experimentan año tras año durante los meses de verano un importante incremento poblacional. Una situación que encrudece la escasa atención sanitaria que ofrecen estos municipios. Falta de médicos y horario de atención insuficiente en cada población es lo que desde hace años vienen reivindicando desde el Bloc. Así, una vez más y como cada verano, los nacionalistas han convocado rueda de prensa con los diferentes portavoces de los municipios afectados para pedir a Conselleria que se atiendan sus demandas y que mejore el servicio de atención sanitaria.

 

El concejal del Bloc en La Font D’En Carròs, Miquel Fuster, denuncia que la solución de Conselleria a las vacaciones de los actuales médicos es que en jornadas rotativas los profesionales se vayan turnando la asistencia en los pueblos de la Font, Potries, Miramar, Daimús y Bellreguard. Una solución que en vez de suponer una ayuda, va en detrimento tanto de los vecinos de cada municipio como de los profesionales.

 

Pero además, denuncia que Conselleria no ha puesto ni siquiera una solución a las vacaciones de la matrona o pediatra y que lo que pretenden es crear la central en el centro de salud de Bellreguard. Los nacionalistas denuncian que esta no es una solución porque la comunicación desde el resto de pueblos hasta Bellreguard es inexistente o totalmente precaria e insuficiente. Josep Vercher, el portavoz del Bloc en Bellreguard contaba el caso de Guardamar y el de Bellreguard. La situación de Daimúz y Els Pedregals es la misma.

 

Descontento, por tanto, de vecinos y profesionales debido al horario de atención insuficiente por la falta de médicos.