El PP explica que el PSOE ha sido incapaz de conseguir una solución previa a la declaración de la zona El Castell como ZAS


Los populares explican que lo que se tenía que haber hecho, con absoluta inmediatez, era acotar la zona al tránsito rodado, aplicar estrictamente los horarios previamente establecidos tanto en lo referente al tránsito como a la apertura y cierre de establecimientos.




 

El PP explica que el PSOE ha sido incapaz de conseguir una solución previa a la declaración de la zona El Castell como ZAS

El Grupo Municipal Popular ante la Sentencia Judicial emitida en la que se obliga al ayuntamiento de Gandia a declarar la Plaza El Castell y su entorno Zona Acústica Saturada (ZAS) se muestran convencidos de que: “esta es una más de las sentencias que se dictan contra este ayuntamiento por su mala gestión y absoluta dejadez ante temas que afectan de pleno a la ciudad, a sus residentes y, en este caso concreto, a algo tan importante para nuestra economía como el Turismo”.

 

Así mismo, aseguran que: “la problemática viene de antaño y los sucesivos gobiernos con un mismo denominador común, el Partido Socialista, han sido incapaces de poner solución y arbitrar las medidas oportunas para resolverlo. El actual PSOE votó en contra de la propuesta presentada por el propio departamento de Medio Ambiente del ayuntamiento, por intereses claramente electoralistas, a dos meses de las elecciones municipales de 2007, y, por tanto, adoptando un acuerdo contrario a Derecho, tal como se ha demostrado por Sentencia Judicial, alegando la aplicación de medidas que en 16 meses han sido incapaces de llevar a efecto”.

 

Los populares explican que lo que se tenía que haber hecho, con absoluta inmediatez, era acotar la zona al tránsito rodado, aplicar estrictamente los horarios previamente establecidos tanto en lo referente al tránsito como a la apertura y cierre de establecimientos, la aplicación de la prohibición expresa del consumo de alcohol en vía pública (“Botellón”), aumentar la dotación policial y controlar la legislación vigente en todos los aspectos.

 

“Aquí sólo hay un culpable de esta situación y ese es el gobierno municipal. Quede claro que los Pubs han cumplido escrupulosamente con su obligación de aplicar todas las medidas de insonorización y control de las emisiones de ruido que marca la ley, pero que el ayuntamiento no ha sabido ni querido aplicar las que le competen para solucionar el problema, consintiendo el escándalo en la vía pública, el botellón, la suciedad y, en definitiva, una imagen de nuestra playa que ni la playa, ni la ciudad, ni los gandienses, ni los turistas que nos visitan se merecen”, explica la concejal Carla Ripoll.