Se va a celebrar en Oliva la XVI edición de la Feria del Motor de Oliva


Los próximos días 25 y 26 de junio se va a celebrar en Oliva la XVI edición de la Feria del Motor de Oliva. Una edición en la que por primera vez se van a aplicar unos criterios diferentes para propiciar su mejora. Estos criterios provienen de la encuesta que el pasado año se realizó a todos los visitantes de la Feria. En base a dicho estudio, que se va a repetir durante la presente edición, se ha decidido mantener una serie de actividades complementarias que se van a dar a conocer próximamente por parte del concejal responsable David González. Se mantiene el espacio de celebración, pero se amplía el estand del ayuntamiento, un nuevo estand de diseño, que pretende mostrar una imagen más moderna y actual y en el que se va a dar cabida a todos los departamentos municipales con información institucional. También se va a ampliar el espacio dedicado a las asociaciones sin ánimo de lucro de la ciudad para que sean más conocidas por ciudadanos y visitantes. Otra de las modificaciones se produce en la campaña de imagen y publicidad. Una nueva imagen, con un nuevo cartel y la edición de postales de mano en las que se ha impreso también el plano de ubicación y posible aparcamiento de vehículos. Por último, se va a realizar una campaña de buzoneo publicitario desde Cullera hasta Dènia para abarcar más posibles visitantes.




 

Se va a celebrar en Oliva la XVI edición de la Feria del Motor de Oliva

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva