El Colectiu de Mestres de La Safor califica de persecución política los hechos ocurridos en torno al ex director del C.P. El Castell, de Almoines


El pasado miércoles 16 de julio se reunió el Colectiu de Mestres de La Safor y la Escola d'Estiu Marina-Safor. Más de 20 representantes de estos dos Movimientos de Renovación Pedagógica de la comarca analizaron las nuevas circunstancias en torno a la dirección del C.P. El Castell de Almoines. Fotografías de la sede del clectivo, situada en Gandia.




 

El Colectiu de Mestres de La Safor califica de persecución política los hechos ocurridos en torno al ex director del C.P. El Castell, de Almoines

Las novedades más destacables en los últimos días han sido el nombramiento de Rosario Furió como directora del centro por un curso y la propuesta de ésta de que Batiste Malonda continue en su equipo directivo como jefe de estudios. Por el contrario, la Conselleria d’Educació le ha comunicado a Malonda la apertura de un expediente disciplinario. Los colectivos de profesores manifiestan su apoyo incondicional a Batiste Malonda y califican los hechos como una persecución política a éste, que representa un modelo de educación pública, participativa, democrática, crítica y valenciana en contraposición al modelo burocratizado, dirigista y sumiso que propugna el Partido Popular.

 

Con la apertura del expediente disciplinario lo que se pretende es impedir que Malonda pueda ser nombrado jefe estudios y se pueda volver a presentar como director en la próxima convocatoria, hacia el mes de marzo.

 

Entre las medidas que estos dos colectivos de docentes van a poner en marcha destaca la reactivación de la Plataforma “per l’Ensenyament Públic”, donde se encuentran las Federaciones de Asociaciones de Madres y Padres, Sindicatos, Partidos y organizaciones autónomas de profesores como los MRP, porque desde esta se lanzó una campaña que tenga como objetivo derogar la normativa que permite las arbitrariedades en la renovación de las direcciones de los centros y se cambie por otra, democrática, donde todos los sectores puedan participar.

 

También se pretende hacer un seguimiento exhaustivo de las actuaciones de la Administración educativa para poder denunciar cualquier irregularidad que se detecte.

 

Por último, no descartan otras acciones de protesta, tanto al comienzo como a lo largo del curso escolar, si los responsables de Conselleria no dan una solución satisfactoria al problema que ellos mismos han creado.