La fiesta de Moros i Cristians moviliza la ciudad de Oliva


El nuevo Delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, asistirá esta tarde a la Entrada Cristiana de las fiestas de Moros i Cristians de Oliva. Peralta estará acompañado por el Alcalde, Salvador Fuster; la concejal de Fiestas, Rosanna Torres; y el resto de la corporación municipal en el palco de autoridades instalado al final de la avenida Loygorri. Además, Ricardo Peralta visitará los cubiles moros y cristianos, para conocer de primera mano la fiesta y su funcionamiento interno.




 

La fiesta de Moros i Cristians moviliza la ciudad de Oliva

Oliva vive a estas horas totalmente inmersa en la festividad de Moros i Cristians. La noche del pasado sábado se dio el pistoletazo de salida con la Presentación de cargos de la presente edición mora y cristiana, y ayer jueves miles de personas daban la bienvenida definitiva a unas fiestas muy esperadas y capaces de movilizar a toda la ciudad.

La joven poetisa olivense Angels Gregori fue la encargada de pronunciar el Pregón Oficial de esta edición de las fiestas. Un discurso exquisito que despertó los aplausos de las centenares de personas que abarrotaban ayer tarde la plaza del Ayuntamiento de Oliva.

La poetisa alabó la fiesta, sus raíces, la música o las costumbres del pasado que siguen acompañándonos, como lo es la fiesta de Moros i Cristians, una fiesta arraigada a todos los ciudadanos de Oliva, con vocación y conciencia de perdurar, y que posee una potente historia tras de si. Gregori se refería a la fiesta de Moros i Cristians como una de las manifestaciones culturales más genuinas de Oliva, que tienen la virtud de atraer a un gran número de visitantes y hacen partícipes a toda la ciudadanía.

Angels Gregori estuvo acompañada por el Alcalde de Oliva, Salvador Fuster; los capitanes moro y cristiano, Paco Savall, de la Filà Taifes, y Enrique Guerola, de la Filà Masers; además de la concejal de Fiestas, Rosanna Torres; el Presidente de la Federació de Moros i Crisitians d’Oliva, Vicent Roig; y numerosas autoridades municipales. Las Salvas de Arcabucería dieron paso al tradicional pasodoble “Oliva 1990” del maestro Miquel Villar, y que interpretaron todas las bandas de música en el Passeig de L'Estació. Por la noche, miles de comensales se dieron cita en la Nit del Putxero y la entradeta informal, prolongando la fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Espectáculo garantizado en una programación que continuará hoy a partir de las 8 de la tarde con la Entrada Cristiana, que volverá a concurrir por la N-332, ocasionando para tal efecto un importante despliege de medios, tal y como ya ocurría el pasado año. La fiesta seguirá hasta el amanecer con el tradicional Desembarc de las tropas moras en la playa de la Mitja Galta y mañana sábado por la tarde con la Entrada Mora, que seguirá el mismo itinerario que la Cristiana, de Monges Clarisses hasta el Mercado Municipal.

Una programación apretada para un largo, intenso y explosivo fin de semana, en el que Oliva quedará sumida en una vorágine festiva. Actividades que suponen un auténtico reclamo turístico y que pretenden conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional este año.