La UEG presenta un nuevo programa que exige un seguimiento continuado de los procesos de adopción


Mavi Mestre, especialista en adopciones y catedrática de Psicología básica de la Universitat de Valencia, ha presentado esta mañana en la Universitat d’Estiu un programa de la Conselleria de Benestar Social para evaluar a las familias adoptantes durante los dos años posteriores al momento de la adopción. En estos programas se prevén situaciones riesgo durante los procesos a causa de la edad de niño, de su historia anterior, de la adopción de hermanos, además de otras variables.




 

La UEG presenta un nuevo programa que exige un seguimiento continuado de los procesos de adopción

La especialista en adopciones de la Conselleria, Mavi Mestre, ha querido esta mañana mostrar el programa puesto en marcha en el que el seguimiento continuo tanto de la familia adoptante como del niño es primordial para el éxito en la convivencia.

 

Algunos de los problemas a los que ha hecho especial mención Mestre son los relacionados con la conducta, de hábitos que llevan los niños o incluso la ausencia de estos hábitos debido a su historia anterior. Por ello afirma que el la adopción supone un abandonamiento como mínimo a pesar de que la mayoría de menores pasan por más de un abandono.

 

El programa hace necesario que el proceso quede divido en varias etapas que se inician en el mismo momento de la solicitud de adopción por parte de los padres. Además ha querido destacar que en la actualidad el 25% de los interesados en adoptar son familias monoparentales, una cifra que aumenta año tras año y que los países de preferencia siguen siendo China y los países del Este aunque Etiopía y Angola se han incorporando a la lista.

 

Por su parte la coordinadora del curso “Menores y situaciones de riesgo”, Rosa Moliner, ha confirmado que en las próximas sesiones de esta semana se tratarán otros temas como la violencia entre padres e hijos y las adicciones infantiles al alcohol o los videojuegos. No obstante, ha querido finalizar la presentación de esta mañana puntualizando que el derecho a la adopción corresponde a los niños y no a los padres por ello el menor debe ser siempre el foco de atención durante todo el proceso de adopción.