La Policía Nacional despliega un conjunto de dispositivos en la playa contra la venta ambulante y los robos


La Policía Nacional de Gandia ha querido paliar la falta de policías en la ciudad durante estos meses de verano a causa del conflicto entre la Policía Local y el Ayuntamiento de la localidad con un conjunto de medidas. Se prevé desde una mayor presencia de efectivos en la playa, como la infiltración de policía secreta entre los bañistas para controlar las ventas ambulantes y robos.




 

La Policía Nacional despliega un conjunto de dispositivos en la playa contra la venta ambulante y los robos

Armando Jiménez, comisario de la Policía Nacional de Gandia, anuncia a los ciudadanos y turistas la aprobación de un conjunto de dispositivos policiales en la zona de playa. Estas medidas vienen como consecuencia de los enfrentamientos entre el Consistorio gandiense y la Policía Local que al no llegar a ningún acuerdo han ocasionado la disminución de la presencia policial en la ciudad, en unos meses en los que la población se ve duplicada.

 

 

Las medidas que se tomarán serán una mayor presencia de policía uniformada tanto en el paseo marítimo como en el resto de la playa, así como la infiltración de efectivos de secreto entre los turistas y bañistas. Por ello, desde la Policía Nacional se demanda colaboración ciudadana con la existencia de estos policías que intentarán tener un mayor control en primera línea de playa de las ventas ambulantes y de los conocidos como rateros de playa que se dedican a robar a los turistas ante cualquier descuido.

 

Así mismo Armando Jiménez aconseja a todos aquellos que disfruten de un día en la playa no llevar dinero en gran cantidad ni hacer ostentación de productos como teléfonos móviles o monederos. También se pide que se use el teléfono para avisar a la policía si se detectan movimientos sospechosos de personas o ven cómo se comete un hurto para una rápida resolución de cualquier problema.