Un acuerdo pone fin a la guerra con la Policía Local de Gandia de forma inmediata


Tras más de un mes de protestas por parte de la policía en forma de negativa a realizar servicios extraordinarios, y tras la polémica desatada por la falta de acuerdo con respecto a las condiciones laborales de los municipales, por fin se ha conseguido un acuerdo en la mesa negociadora que va a garantizar la presencia policial en las calles.




 

Un acuerdo pone fin a la guerra con la Policía Local de Gandia de forma inmediata

El acuerdo parece satisfacer a todas las partes, el gobierno podrá disponer de los policías en verano, fallas y ferias y reducirá el precio de las horas extraordinarias, mientras que los municipales podrán aumentar el sueldo en 300 euros en 3 años, consolidándo así el sueldo.
El acuerdo estaba pendiente de la ratificación por parte de la asamblea de la policía, pero todo indica que éste se produciría sin problemas.
Esta noticia no ha quedado exenta de polémica, ya que el gobierno ha acusado al PP de deslear por no estar de su lado en las negociaciones y por haber pedido la dimisión del concejal Mascarell, mientras que los populares aseguran que, aunque satisfechos por el fin de la guerra con los policías, este fin se podía haber alcanzado mucho antes si el alcalde hubiera intervenido al principio y no hubiera esperado tanto para hacerlo. Los populares insisten en que para poner fin a las protestas el gobierno ha hecho lo que los populares vienen tiempo pidiendo, mejorar las condiciones y dialogar.