Excitación de los versos


Me acaricias entre miradas y silencios, suave, sin rumbo, entre sábanas frutales. Recorres mis caminos corporales y hueles los recovecos de mis pensamientos.




 

Excitación de los versos

 Lees el código de mis sensaciones mientras construyo tus besos y completo el mural de mi sensibilidad. Desnudo tu oscuridad, se asoman los extremos de tu dulzura. Te recorro de pies a cabeza, no hay tregua, y tu ombligo me saluda regalando ternura. Tu boca…. mi abismo…mis dedos… tu locura… lo sé… tú también. Párate, mírame ¿qué sientes?... lo sé…yo también. Llega el momento, y entre los labios un hilo de placer, el que mis ojos no ven. Me susurras que te cosa el alma, que la tienes desbordada. Así me siento yo, pobre corazón. éxtasis de tus suspiros, háblame y vuelve a recorrerme…apriétame contra ti, bailemos la cama. Ruedan gotas, que resbalan el tiempo, que golpean el suelo. Apóyate entre mis piernas, que no se aclaran y se enredan. ¡Cuidado!, se excitan los versos…lo sé, yo también. ¡Qué bonito cuando tú y yo nos encontramos!, nos bebemos, nos comemos, nos respiramos, nos robamos... Ciérrame los ojos cuando esté dormida, así no te dejaré de ver en mis sueños. Nos encontraremos en una playa desierta, arena, mar y sol. ¡Qué bonito cuando tú y yo nos encontremos!, ¿qué sentirás?...lo sabes, yo también.