HOTEL "CASA BABEL", MIL LENGUAS CONVERTIDAS EN MIL DESEOS CUMPLIDOS.


Esta semana Raulet el Artillero hace caso omiso del refrán que dice "Quan més lluny, més milagros es el sant" y haciendo acopio del proverbio popular, nos encuentra un "encanto" de hotel situado a escasos kilómetros de Gandia. Nos estamos refiriendo al hotel rural "Casa Babel", situado en Villalonga y que por su trato "encantador", como nos escribe Raulet, y por sus instalaciones, bien merece una visita relajada. Entre sus especialidades estan las "escapadas románticas". Tomen nota pues las parejas de enamorados y los amantes de la buena gastronomía.




 

HOTEL "CASA BABEL", MIL LENGUAS  CONVERTIDAS EN MIL DESEOS CUMPLIDOS.

Fernando y Ainhoa son dos emprendedores que han estado viajando durante largos años para poder aprovechar todos los conocimientos, sensaciones y experiencias vividas en un proyecto personal. Siempre digo que el viajero esta forjado de experiencias y conocimientos que ha adquirido a lo largo de los años y de los viajes. Fernando y Ainhoa tenían claro que les gustaba el mundo de los hoteles y restaurantes. En 2001 ingresaron en la universidad de Les Roches de alta dirección hotelera en Marbella . Fue en el 2003 cuando se graduaron en Les Roches en Suiza. Trabajaron en hoteles de 5 estrellas en distintos países del mundo como Inglaterra, Italia o Estados Unidos para aprender de las mejores cadenas hoteleras como el Hotel Arts Barcelona, La pleta & Spa en Baqueira, Roccoforte hotel en Florencia....

Después de su periplo viajero y con una mochila cargada de experiencias en el año 2006 el padre de Fernando, Juan Estevan, reformó una antigua casona del pueblo de Villalonga y es en este momento cuando empezó el GRUPO BABEL. Tengo que decir que algunos hoteles me han sorprendido por su atención personalizada, por sus normas del cliente siempre tiene la razón y por su hospitalidad. En este hotel y en concreto, con esta pareja de jóvenes emprendedores, la sorpresa ha sido mayúscula ya que parece inversamente proporcional el número de años que tienen con su "savoir faire". Sorprende que unos chicos tan jóvenes tengan tan asumido el "rol" de crear un ambiente  "casi" mágico con sus clientes.
 
La Bartola
 
Llegamos el viernes y visitamos el hotel. Por sus paredes aún suena el nombre de su antigua propietaria Irene "La Bartola". Era un personaje del pueblo conocida y respetada por todos. Caminaba sin prisa, con una ligera cojera. Era un mujer con mucha energía, ojos pequeños, frente ancha y cejas realzadas para remarcar una mirada inteligente, inquisidora o recelosa. Ancha, pero no excesivamente obesa. En la iglesia siempre empezaba a entonar todas las canciones y en todo momento iba acompañada por su marido, el Bartola, aunque se llamaba Vicente. Era un matrimonio con tierras y alguna que otra posesiones muy valiosas, sin hijos.
Su casa era su orgullo , nunca tenia prisa si se trataba de enseñarla, ¡incluso a las 11 de la noche!. Todos los habitantes de Villalonga sabían donde la tenia, en la esquina y en frente de la antigua farmacia. Con muchos muebles bonitos y repleta de cuadros puesto que ella pintaba. Algunos eran de pintores reconocidos y otros de Eneri que era Irene pero al revés puesto que le daba vergüenza firmarlos.

Una vez a la semana bajaba el notario de La Font D'en Carros e Irene le habilitaba una habitación. Ella recibía y atendía muy amablemente. Le gustaba hacerse notar y siempre esperaba tu saludo y sino te lo arrancaba. Era una persona muy segura, tanto es así que un día intervino en un juicio sin ningún derecho puesto que ella asistió como público. Lerespondió al juez que ella decía lo que quería que para algo era Irene La Bartola.

Con estas señas de identidad nos imaginamos el carácter que tenia.

Una escapada romántica
 Decía antes de perderme por la historia de la Bartola que este es un hotel donde puedes sorprender gratamente a tu pareja. Entre sus mejores productos/servicios destaca una carta de placeres que sirve de orientación para todo el personal del hotel. Cada gusto se convierte en una experiencia, como por ejemplo recibirte con la canción en la que conociste a tu pareja, o bien tener una copa de champán en la cama acompañada de un plato de fresca fruta y unos pétalos de rosa. Las instalaciones del hotel son una verdadera joya ya que el gusto por la decoración ha hecho que estén cuidados hasta los más mínimos detalles. Existe mobiliario antiguo digno de ver, así como unas vidrieras que proceden de la antigua estación de trenes de Alcoy. En el restaurante me fijé que habia un cuadro original del afamado pintor Ripolles. Un auténtico museo que demuestra la pasión que han puesto en este encantador hotel.

Superadas las primeras impresiones, la cena fue un auténtico lujo. Estuvimos en la terraza del hotel, mirando una preciosa luna llena que bañaba con su tenue luz la ruta del calvario y la cúpula de iglesia de Villalonga. Nos gustó mucho los foi y el toque de comida tradicional con presentación moderna. Fernando es un enamorado del vino y nos presentó un excelente fruto de Baco, como no, valenciano. él esta realizando catas en su bodega, que se sitúa en un edificio anexo donde también podemos encontrar y disfrutar de un spa con sauna, ducha sensorial, fuente de hielo... Más relajación, imposible.
En muchos hoteles que visito siempre pregunto por las actividades complementarias que  se pueden hacer desde el hotel. Una vez nos marchamos se me olvidó. ¿Será el inconsciente?. Creo que este hotel me dejó tan buen sabor que casi me hubiera pasado un fin de semana sin salir de las instalaciones. En otro momento visitaremos Villalonga, ahora me atrapa el recuerdo de una noche de pequeños detalles y donde, como dice Ainhoa, " el NO no existe". Suerte a estos grandes amantes de su trabajo y jóvenes emprendedores.
 
Para más datos podeis visitar su página web en www.casababel.com o bien llamar al número de teléfono 96 295 81 83


www.rauletartillero.com