Aigua Blanca IV vuelve a propiciar duros ataques verbales entre Canet y Sabater


Ayer jueves, la sesión plenaria celebrada en el Ayuntamiento de Oliva, dejaba entrever una vez más las graves discrepancias entre gobierno y oposición, y especialmente entre populares y socialistas. Un pleno plagado de acusaciones personales y de ataques políticos, donde se habló de mentiras, injurias e incluso calumnias.




 

Aigua Blanca IV vuelve a propiciar duros ataques verbales entre Canet y Sabater

El portavoz socialista, Vicent Sabater y el líder popular, Carlos Canet, volvían a enzarzarse en un debate sin salida al reabrirse la polémica por el caso de la urbanización del Plan Parcial Aigua Blanca IV de la playa de Oliva. En el orden del día figuraba la aprobación o no de la creación de una comisión informativa especial para resolver el caso. Un punto que se aprobó con los votos a favor de PSOE, BLOC y UV, con la abstención del edil Llopis y el voto en contra, contundente, del Partido Popular.

Los populares se oponen a las condiciones que los socialistas quieren imponer para el diseño de esta comisión de investigación, ahora dícese informativa, que según el PP no está destinada, por interés expreso del PSOE, a defender los intereses de los propietarios de Aigua Blanca IV. Canet volvía a lanzar los interrogantes que preocupan a su formación: ¿Por qué se han retrasado las obras? ¿Por qué no se informó con antelación a los propietarios antes de publicarse en el Boletín Oficial? ¿Por qué Sabater desmiente la nueva modificación del proyecto? Y, ¿por qué todavía el gobierno municipal no ha atendido las alegaciones presentadas en abril por los vecinos de la zona en cuestión?

Una comisión que deberá surgir, manifestaba Canet, para detectar las posibles irregularidades del proyecto y no para juzgar las acusaciones que se virtieron mútuamente ambos ediles hace unas semanas. Acusaciones muy graves que, decía Carlos Canet, tendrá que analizar la Justicia y no la corporación municipal en una comisión informativa imparcial, que sería utilizada por el PSOE como instrumento para conseguir sus objetivos.

El PP no estará por tanto en esta comisión y la impugnará donde sea de impugnar, decía Canet. Un acto que Sabater relacionaba con el escaso interés de Canet de constituir una comisión que pueda perjudicar su imagen, por la supuesta implicación del edil popular con el Plan Parcial de urbanización Aigua Blanca IV, que Canet desmentía.

El portavoz del PP acusaba a Sabater de intentar desprestigiar su persona y de dañar su imagen como profesional, lanzando duras críticas hacia el concejal de Hacienda, del que expresaba Canet, no es un buen político, esconde información y dice "lo que le da la gana" en público.