El PSPV-PSOE de Xeresa exige se eliminen las indemnizaciones a concejales


El pasado miércoles se celebró el pleno en Xeresa en el que entre otras cuestiones se debatieron el enterramiento de las líneas eléctricas y una moción presentada por el PSPV-PSOE en la que se demandaba la eliminación de las dietas de los concejales. Salvador Naya, líder socialista en el municipio, ha afirmado que estas indemnizaciones suponen una carga para el pueblo de 15.000 euros.




 

El PSPV-PSOE de Xeresa exige se eliminen las indemnizaciones a concejales

Tomas Ferrandis, alcalde de Xeresa, ha descrito y valorado el pasado pleno en el que según ha expuesto se consiguió aprobar gracias a los votos del BLOC un proyecto ya esperado para el pueblo. Se trata de un proyecto que cuenta con una subvención del PLAVER 2008 y que enterrará la línea eléctrica en tres calles de la localidad, Castelló, Alacant y Fotògraf Blanquer.La financiación del proyecto quedará dividida entre el Ayuntamiento que aportará 60.000 euros y la Conselleria y Diputación que con 40.000 euros cubrirán más del 40% del plan.

 

Otro de los temas conflictivos del pleno fue la moción presentada por el grupo socialista en la que se exigía suprimir a partir de agosto las indemnizaciones que reciben todos los concejales por asistencias a plenos, comisiones y reuniones. Salvador Naya, portavoz socialista, ha afirmado que estas dietas suponen para Xeresa un gasto de 15.000 euros que podría ser invertido en aspectos que repercutieran directamente en los vecinos. Por parte del Gobierno municipal y en boca del alcalde Tomás Ferrandis se defienden estas indemnizaciones que consideran justificadas. Además han calificado al PSOE de populista e interesado ya que según confirma el alcalde no ha renunciado a sus dietas a pesar de presentar la moción, cuestión negada por Naya.

 

Ferrandis ha explicado que con su gobierno se llegó hace un tiempo a un acuerdo en el que se dejaba de cobrar independientemente de la asistencia a los plenos y se hacía sólo si se presenciaban los concejales en las reuniones. Esto según ha dicho el alcalde es lo que no ha gustado a la oposición, tanto al grupo socialista como el popular. La moción ha ocasionado un cruce de acusaciones entre el Bloc y el PSPV-PSOE, y en concreto entre Ferrandis y Naya, que ha puesto de manifiesto el mal entendimiento entre los dos grupos.