Llopis califica de total desamparo político su situación como concejal no adscrito


El edil se aventura a vaticinar la desaparición de Unió Valenciana en la localidad de Oliva, anunciando que Pepe Salazar podría abandonar la formación y presentarse a los próximos comicios municipales bajo unas siglas diferentes a las de su actual partido.




 

Llopis califica de total desamparo político su situación como concejal no adscrito

El edil olivense Salvador Llopis ha valorado hoy en rueda de prensa su paso al grupo no adscrito, después de que el pleno municipal del Ayuntamiento de Oliva acatara el dictamen del Consell Consultiu de la Comunidad Valenciana.

Llopis explicaba que acata la decisión, pero que no la comparte, ya que ésta no ha sido su voluntad. Un cambio en su condición de concejal, por la que no formará parte del grupo municipal de Unió Valenciana, quedando, decía, en una situación de total desamparo, sin recursos y sin despacho para poder ejercer su labor de concejal desde el consistorio. En referencia a las acusaciones que el pasado jueves vertía sobre Llopis el líder de Unió Valenciana, Pepe Salazar, el edil no adscrito declaraba que dejará el acta de la sesión plenaria en manos de abogados.

Salvador Llopis se aventuraba a anunciar un posible abandono de Unió Valenciana por parte de Salazar. Un anuncio que, según Llopis, se haría efectivo al finalizar la presente legislatura, no dudando en afirmar que, tarde o pronto, Unió Valenciana desaparecerá del esquema político de Oliva.

Llopis daba por zanjado el culebrón que el propio edil, junto a su antiguo compañero de partido, han venido protagonizando a lo largo de los diez últimos meses. El edil no adscrito manifestaba que no le mueve nada más que trabajar por Oliva, por sus votantes y por los vecinos del barrio del Raval, al cual pertenece.

Salvador Llopis continuará su labor en el Ayuntamiento de Oliva como miembro de las Comisiones Informativas de Bienestar Social, Fomento Económico y Actividades Socioculturales.