La Policía ha detenido en Gandía a tres personas como presuntas autoras de 23 robos en viviendas cuando sus moradores se encontraban durmiendo


Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gandía a tres murcigleros como presuntos autores de 23 robos con fuerza cometidos en viviendas de pisos bajos y han realizado tres registros domiciliarios donde han intervenido diverso material.




 

La Policía ha detenido en Gandía a tres personas como presuntas autoras de 23 robos en viviendas cuando sus moradores se encontraban durmiendo

Agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Gandía han detenido el miércoles a tres hombres de 18, 22 y 24 años de origen marroquí, como presuntos autores de 23 robos con fuerza por el procedimiento del escalo, cometidos en Gandía durante el pasado mes de julio y este mes de agosto, mientras que sus moradores dormían durante la noche.

Los policías realizaron tres registros domiciliarios a lo largo de la mañana del viernes, uno en Miramar y dos en Gandía, en donde ha intervenido:

- 6 televisores

- 13 lectores DVD

- 1 DVD portátil

- 4 radiocasettes

- 19 teléfonos móviles

- 13 cargadores de teléfono móvil

- 3 bicicletas

- 3 relojes

- 1maquina de taladrar

- 2 sierras radiales

- 7 altavoces

- 5 pares de gafas

- 3 MP3

- 2 MP4

- 1 estación meteorológica electrónica

- unos prismáticos

- 1 cadena musical

- 3 sintonizadores

- 3 cámaras de fotos

- 1 cámara de video

- 1GPS

- 2 afeitadoras

- 4 joyas al parecer de oro (pulsera, pendientes, 2 anillos)

De los hechos esclarecidos, 15 fueron cometidos en el mes de julio, y 7 en el mes de agosto, dándose la circunstancia de que en la noche del dos de agosto se produjeron cuatro robos.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de julio, cuando los agentes tuvieron conocimiento de unos robos con fuerza cometidos por el procedimiento del escalo en unos domicilios de la playa de Gandía, mientras que sus moradores se encontraban durmiendo, en los que el modus operandi casi siempre coincidía, ya que aprovechaban las horas nocturnas, para acceder a través de las ventanas o balcones de domicilios situados en pisos bajos.

En uno de los hechos, ocurrido el 27 de julio, uno de los familiares llegó a ver a uno de los presuntos autores, que tras romper un cristal del balcón, salió corriendo, dejando rastros de sangre hasta un garaje, donde se desmayó, siendo avisada una ambulancia por unas personas que vieron al herido. éste, antes de que se llegase la ambulancia, recobró el conocimiento y salió corriendo.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad de los presuntos autores que fueron detenidos el miércoles en Gandía, dos de ellos por la mañana y el otro por la tarde, como presuntos autores de 23 robos con fuerza.

Los detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales pasaron en la mañana de a disposición judicial.