Peris critica la paralización de proyectos medioambientales en la playa


Els Verds de Gandia denuncian el olvido y paralización de los proyectos medioambientales para la playa de Gandia planificadas en la pasada legislatura. Joan-Francesc Peris ha hecho hincapié al entierro de los contenedores en el paseo marítimo, las obras de la plaza de Navarra, así como la puesta en marcha de las nuevas inversiones respecto a la mejora de la red de agua potable, cuando manifiesta Peris, el proyecto y el presupuesto ya estaban aprobados.




 

Peris critica la paralización de proyectos medioambientales en la playa

Els Verds exigen una respuesta por parte del Gobierno municipal a la paralización de una serie de proyectos medioambientales durante esta legislatura sin haber informado de las posibles modificaciones en unas iniciativas en su momento aprobadas. Joan-Francesc Peris centra estas denuncias en torno a tres ejes. Por un lado, el entierro de los 90 contenedores de primera línea de playa que todavía permanecen intactos y causando molestas innecesarias a vecinos y turistas, y por otra parte, la finalización del depósito pluvial de la Plaza de Navarra, así como su reordenación y ajardinamiento.

 

En tercer lugar, els Verds se han centrado en la red de agua potable de Gandia. Peris ha manifestado que la construcción y mejora de las potabilizadoras de agua fue uno de los puntos clave en la anterior legislatura. Sin embargo, confiesa que el nuevo Gobierno hace caso omiso a la necesidad de ampliar la capacidad de tratamiento de las plantas desnitrificadotas actuales y que esto conlleva que la calidad del agua en la playa de Gandia sea inferior a la que se disfruta en la ciudad.

 

Peris critica que parte del presupuesto previsto para llevar a cabo estos proyectos se haya trasladado a las nóminas de asesores que como ha afirmado el portavoz de Els Verds, son nombrados a dedo por parte de José Manuel Orengo y Fernando Mut. El portavoz dels Verds reconoce que esta posible modificación y paralización de los proyectos descubre el poco interés del Gobierno municipal por el bienestar de los gandienses, así como el cuidado del medioambiente local.