El peligro de llevar objetos sueltos en el coche

Son objetos cotidianos y por ello nos parecen inofensivos, pero lo cierto es que a determinada velocidad se convierten en auténticos proyectiles en el habitáculo del vehículo