La industria musical no podrá espiar a los internautas