La INTIMIDAD nuevo problema sanitario

Crecen las demandas relacionadas con la privacidad del paciente y el acceso a los datos clínicos