UGT, CCOO, CEOE y CEPYME contra los trabajadores