Y después del viaje…