España se “prepara” para la regulación