Vulnerar la LOPD le puede costar a un Ayuntamiento