Gaia, el "ojo gigante" que escudriñará la Vía Láctea