Los españoles abandonan los SMS y recurren a redes sociales y mensajería instantánea para felicitar el año