Una mascota es como un diamante, para siempre