Javier Canet García, Capitán Moro

Javier Canet García, Capitán Moro

Por C. Berzosa
3/10/2019

Ser Capitán me apetecía y hacía mucha ilusión por poder compartirlo con mi gente

Pertenece a la filà Abd Al-Rahman y este año será el Capitán Moro en las fiestas de Moros y Cristianos de Bellreguard. Es un enamorado de la fiesta hasta el punto que suele participar en las embajadas en muchos municipios como uno de los combatientes en el grupo Mercenaris, pero este año su dedicación es plena a Bellreguard y a su filà

¿Cómo ha llegado al cargo de Capitán del bando Moro?
En Bellreguard las capitanías corresponden de forma rotativa a cada filà y este año le tocaba a la mía, así que cuando nos lo propusieron al que es mi embajador y a mi, pues no nos vino mucho de sorpresa y tampoco hizo falta pensarlo mucho, ya que teníamos claro que llegado el momento, asumiríamos este cargo y sus correspondientes obligaciones.

Vamos, que era algo que tenía claro y asumido.
Sí, la verdad es que es algo que me apetecía mucho y que me hacía mucha ilusión. Soy también miembro del grupo Mercenaris que hacen las embajadas en el pueblo y salimos también por otros pueblos haciendo los combates y por unas circunstancias o por otras, lo cierto es que tenía mucha ilusión.

¿De dónde le viene la tradición?
La verdad es que en mi familia, mis padres no están en la fiesta, pero mis hermanas sí son miembros de una filà cristiana. Además mis amigos y amigas sí estaban en la fiesta. Nosotros somos una comparsa mixta y ya llevamos 21 años aquí formando parte de la fiesta con nombre y apellido.

¿Qué supone ser el capitán Moro?
Es una auténtica satisfacción representar a mis compañeros de filà, pero además el color, el olor y el sonido de la fiesta me parecen impresionantes. Oigo una marcha mora y se me pone la piel de gallina y la máxima expresión de este compromiso y amor por esta fiesta es ser el Capitán.

Llega a este cargo con el embajador ya decidido casi de antemano
Sí, lo teníamos claro desde el principio y así se lo presentamos a los amigos de la Filà. Si yo era Capitán, Roc tenía que ser Embajador y así ha sido. De momento todo está funcionando muy bien, aunque ahora sí que estamos empezando a notar los nervios, pero a pesar de todo estamos muy a gusto y como se suele decir, sarna con gusto no pica y aunque acabemos tarde cada día, lo hacemos con ilusión.

¿Toda la familia vive esta fiesta?
Sí, mi mujer también está en la filà conmigo y este año me acompañará en el desfile y mis hijos, Paula y Borja también están en la fiesta, aunque no desfilarán conmigo porque son muy pequeños, Paula tiene dos años y medio y Borja solo nueve meses, así que son demasiado pequeños para estar en la carroza pero sí desfilarán y sí, están ya en la fiesta.

¿Qué les dirías a nuestros lectores sobre la fiesta?

Que lo mejor que pueden hacer es venir a verla y vivirla en primera persona, porque es abierta, participativa y con tantos elementos imprescindibles que seguro les va a encantar.