Nueve detenidos en Gandia en dos operaciones policiales contra la droga

Nueve detenidos en Gandia en dos operaciones policiales contra la droga

Por
498

Agentes de la Policía Nacional en colaboración con la Policía Local han detenido en Santa Anna a cinco personas de entre 20 y 56 años de edad, mientras que en el distrito gandiense de Beniopa la operación se ha saldado con la detención de  cuatro personas de entre 18 y 38 años de edad.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia en colaboración con la Policía Local han detenido y puesto a disposición judicial a un total de 9 personas acusadas de tráfico de drogas. Las dos operaciones policiales se han llevado a cabo en los distritos gandienses de Santa Anna y Beniopa.

En la primera operación policial, la de Santa Anna donde, los agentes se han incautado de 13.500 euros en efectivo así como diversas cantidades de droga, entre ellas, 52 gramos de cocaína y 19 de heroína. Por ello, han procedido a la detención de cinco personas, concretamente los moradores de la vivienda de edades comprendidas entre los 20 y los 56 años de edad, todos ellos españoles y con numerosos antecedentes policiales, ahora además acusados de un delito contra la salud pública. Los agentes también se han incautado de un vehículo y una báscula de precisión. Todo ello ha sido puesta a disposición del juzgado.

Durante las investigaciones los agentes averiguaron que el grueso de la droga la escondía en las inmediaciones de la vivienda, dejando en la casa la mínima cantidad para la venta e iban reponiendo según se agotaba.


La segunda operación contra el tráfico de drogas se realizaba en el distrito gandiense de Beniopa. Aquí, los agentes policiales consiguieron desmantelar una plantación de cultivo acelerado de marihuana que tenían muy bien escondida en el domicilio. La operación se ha saldado con la detención de cuatro personas, de entre 18 y 38 años de edad, todos ellos españoles, que han sido acusados de un delito contra la salud pública.


Los policías encontraron en el patio trasero, en el suelo, una arqueta de medianas dimensiones oculta por varios plásticos por donde se descendía a un sótano-zulo  con una escalera portátil y en cuyo interior se localizó una habitación perfectamente preparada para el cultivo intensivo de marihuana con sus sistema de iluminación y climatización integrado con ventiladores, aparatos de aire acondicionado, extractores y lámparas. Se intervinieron 29 plantas de marihuana, con un peso total aproximado de 23,7 kilogramos y 25 esquejes de, al parecer, marihuana, con un peso total de 400 gramos.