La Policía sorprende a un gandiense robando en unos apartamentos de la playa

La Policía sorprende a un gandiense robando en unos apartamentos de la playa

Por
1577

Trepó por la fachada e intentó marcharse haciéndose el despistado. Al verse descubierto, alertó a los agentes que ''no iría preso'' y la persecución por varios apartamentos acabó con dos policías lesionados y el detenido ante la Justicia.

Un vecino de unos apartamentos en la calle Catalunya de la playa de Gandia alertó, la tarde del pasado 28 de diciembre, de la existencia de una persona que que acababa de escalar por la fachada para entrar en un apartamento. Varios agentes de la Policía Local acudieron a la llamada y el testigo les explicó por dónde había visto subir al ladrón, por lo que una dotación de Policía Local accedió al segundo piso mientras que, la otra, acudía a la parte posterior del edificio donde también hay salida.

Un policía observó a una persona, con una mochila al hombro, que intentaba abandonar el edificio por el patio de luces que da a las cocheras. En ese instante el policía se dirigió hacia ella, y le indicó que no se moviera. El hombre hizo caso omiso y le dijo al policía que ''no pienso ir preso'', momento en el que huyó metiéndose por una ventana de la planta baja que estaba fracturada.

Se iniciaba así una persecución entre ladrón y policía momento en el que el resto de agentes eran advertidos del hecho. Uno de ellos vio al fugitivo cómo se introducía por la ventana de la cocina de la vivienda tratando de escapar y al ver al policía se volvió a introducir en el domicilio. El agente entró también y halló al ladrón escondido en la galería de la vivienda. Al ser sorprendido trató de huir dándole una patada en la pierna al policía para derribarlo pero al no conseguirlo el agente intentó reducirlo y detenerlo.

El ladrón opuso una gran resistencia y en el forcejeo el agente no pudo pedir ayuda por la emisora por lo que tuvo que optar por pedir ayuda a sus compañeros a grito pelado.

Al escuchar la solicitud de socorro, uno de los agentes tuvo que derribar la puerta para ir en ayuda del compañero debido a la fuerte resistencia que oponía el ladrón que no quería ser detenido. Al final, entre los tres agentes  que acudieron a la llamada del compañero lograron reducir al detenido. Dos policías locales resultaron con lesiones físicas producidas por el forcejeo con el arrestado.

El detenido, de 44 años de edad y vecino de Gandia, ha pasado a disposición judicial junto con la mochila que portaba en el momento del arresto en cuyo interior los agentes hallaron numerosos utensilios entre ellos, varios destornilladores, guantes, un cuchillo, un testador de voltaje y un teléfono móvil.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR