Obituario: Emilia Boix, corazón del Prado y el Raval con alma de vendedora

Obituario: Emilia Boix, corazón del Prado y el Raval con alma de vendedora

Por
1980

Una pequeña semblanza de quien hoy nos ha dejado, una vendedora de las de antaño que junto a su marido dieron vida y comercio al Prado y al Raval, así como a toda la comarca. El entierro de Emilia Boix Soto tendrá lugar hoy martes a las 16,.30 en el Raval. Aquí, nuestra pequeña semblanza dedicada a ella.

Conocida en el Prado y el Raval, hoy nos ha dejado una de esas mujeres fuertes, valientes, de la época y adaptada a la actual, emprendedora que no le tenía miedo a nada ni a nadie. Inseparable de su marido y sus hijos, capaz de labrarse un futuro a golpe de persiana, mostrador, facturas y albaranes. Así era Emilia Boix Soto.
 
Emilia hoy podrá volver a subir a ese Mercedes antiguo con su estimado Juan que, fumando y con alpargatas, no dejó nunca de ser ese esposo emprendedor, ese marido involucrado y ese padre que forjó un apellido, una tienda y una forma de vender que hizo historia en la Gandia de la época traspasando sus conocimientos a su mujer, Emilia, que además los aderezó con su saber y experiencia. Desde coloniales a cualquier cosa que se terciara y pidieras, la podías obtener en sus tiendas convertidas en punto de encuentro de generaciones de la comarca de la Safor. Emilia era corazón del Prado y del Raval con alma de vendedora.

Forjada también en la atención al público, Emilia Boix supo transmitir esos valores a todos sus hijos, desde la misma Emi Climent hasta Juan, Javier o Ana. Todos ellos de una forma u otra han sabido absorber esa forma de ser de su madre y aplicarla al día a día. También ese ímpetu de Emilia por mejorar todo aquello que la rodeaba, su gente, su barrio, su tienda, para conseguir siempre con una excelente atención y una sonrisa, todo aquello por lo que valía la pena luchar. Vio a su hija defender como concejala los avatares de un Prado y un Raval herido por los cambios comerciales e incluso a su nuera Reme, a mediados de los noventa, interesarse también por la política y la ciudadanía. Ha disfrutado y sufrido a partes iguales en campeonatos y carreras de coches y de motos, pero siempre estuvo al lado de los suyos, de hijos y nietos. Incluso en los momentos más complicados o difíciles que, como en toda familia, también los ha habido.

Hoy el pequeño comercio, el que tristemente pasa desapercibido, el de blanco y negro virado a color, el que ha cambiado a golpe de innovación... ha perdido a una alma mater, a una vendedora nata, a una vendedora y una persona que siempre estuvo dispuesta a ayudar y atender a los demás.  Sin duda alguna, hoy recupera a su querido Juan y ambos, verán con distancia e ilusión, lo que han dejado atrás y lo que fueron capaces de forjar y dejar como herencia.

Desde Cope-Onda Naranja nos sumamos a tan dolorosa pérdida y les transmitimos nuestras más sinceras condolencias a sus familiares. El entierro de Emilia Boix Soto, viuda de Juan Climent Molina y madre de Emi, Juan, Javier y Ana Climent, tendrá lugar hoy martes, a las 16.30 horas desde el Tanatorio Guixa hasta la iglesia de Sant Josep, en el Raval de Gandia. Descanse en paz.