''Solo quiero que mi marido se asuste y no me pegue más'' dice a los 35 años

''Solo quiero que mi marido se asuste y no me pegue más'' dice a los 35 años

Por
1003

Le pudo salvar la vida un testigo que vio la agresión en el interior de un coche aparcado en un supermercado de Gandia. Una joven ucraniana de 35 años es agredida por su marido de 43 y tras ser atendida en el hospital, entre el parte judicial a la Policía Local y se marcha a su casa. No es la primera vez que la agrede su marido pero solo quiere que se asuste y no le pegue más. Ha pasado. Este sábado. En Gandia.

No era la primera vez, incluso alguna de ellas en presencia de su hijo menor de 14 años. Pero esta vez, al ser en un aparcamiento de un supermercado de Gandia, un testigo puede que le haya salvado la vida esta vez llamando a la Policía Local. Puede, porque él está detenido pero ella no quiere denunciar, solo quiere que su marido se asuste y que no le pegue más.

Ocurrió este sábado a las diez y media de la noche cuando una llamada a la Policía Local de Gandia alertaba de la existencia en el aparcamiento de un supermercado de un hombre que estaba agrediendo a una mujer en medio de una discusión acalorada. Los agentes, con la descripción aportada por un testigo, acudían al aparcamiento y localizaban el coche y, en su interior, un hombre zarandeando a una mujer.


Al ver la dotación policial, los dos ocupantes del coche, tanto él como ella de 43 y 35 años respectivamente y de nacionalidad ucraniana, salen del vehículo. La mujer se acercó a los agentes de la Policía Local y les dijo, nerviosa y con los ojos llorosos, que su marido la había agredido, empujado e insultado.

Mientras los agentes locales hablan con la mujer, se percatan con claridad que presenta el pómulo derecho y su oreja enrojecida además de faltarle un pendiente. Acto seguido y por separado hablan con el marido quien confirma que ha discutido de forma acalorada con su mujer sin negar lo que ella había explicado.

Lo más sorprendente fue que la mujer, a pesar de reconocer que no es la primera vez que la agrede su marido incluso en presencia de su hijo menor de 14 años, la víctima de la agresión indicó a los agentes de la Policía Local que ''no voy a denunciar, solo quiero que mi marido se asuste y no me pegue más''.

Los agentes de la Policía Local acompañaron a la mujer hasta el Hospital Comarcal donde fue explorada y, tras ello, les dio el parte judicial a los policías y decidió marcharse a su casa no queriendo presentar denuncia.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR