La agrede tras salir de fiesta y se encierra en el baño para pedir ayuda

La agrede tras salir de fiesta y se encierra en el baño para pedir ayuda

Por
840

Varias dotaciones de la Policía Local y Nacional acudían a las nueve de la mañana de ayer a un domicilio de Gandia ante la desesperante llamada de socorro que realizó una joven de 22 años, de nacionalidad boliviana, que estaba encerrada en el cuarto de baño tras haber sido agredida por su pareja.

Una pareja que había salido de fiesta; una agresión mientras regresaban a casa; y otras al llegar a la vivienda. Por ello decidió encerrarse en su habitación para preservar su integridad física y alertar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Tal era el temor de esta joven boliviana de 22 años de edad, que se encerró en la habitación hasta que, descubierta por el maltratador, éste logró entrar por una ventana para acceder a ella y seguir maltratándola. Huyó de su agresor y se refugió en otra dependencia de la casa y nerviosa y asustada llamó al 112.

Es el resumen del calvario que esta joven sufría ayer por la mañana en su vivienda de Gandia. Todo comenzó cuando regresaban de fiesta a primeras horas de ayer domingo. La joven, de nacionalidad boliviana, explicaba de forma voluntaria a la Policía Local que había tenido una discusión con su pareja cuando regresaban de fiesta. La discusión se produjo en el vehículo. Ella estaba sentada en la parte del copiloto y él en el asiento trasero, conduciendo una tercera persona.

En plena discusión, el agresor la coge por detrás y le propina varios golpes continuando la discusión en el domicilio y teniendo que encerrarse ella misma en el dormitorio por miedo a volver a ser agredida. El agresor, logró acceder a la habitación por la ventana que da al patio de luces, por lo que la joven huyó de nuevo y se refugió en el baño desde donde llamó a la Policía.

Varias patrullas de la Policía Local y una de la Policía Nacional acudieron al domicilio gandiense tras esa llamada de socorro realizada por la joven encerrada en el cuarto de baño. Al llegar las diferentes dotaciones policiales, se percataron al subir al piso que había sangre en el pomo de la puerta de acceso a la vivienda y en el suelo del pasillo.


Al acceder al interior de la casa encuentran a un hombre en ropa interior que presentaba una herida sangrante en el dedo. Al inspeccionar la vivienda motivo de la llamada de socorro, hallaron encerrada a una joven de 22 años de edad, que presentaba golpes en la cara.

Los agentes de la Policía Local tras atender a la mujer, procedieron a trasladarla hasta el Hospital de Gandia donde fue atendida de las lesiones sufridas. Los policías le indicaron que podía declarar directamente en sede judicial por lo que se acogió a esa opción ya que les explicó a los policías que no podía faltar al trabajo ayer domingo, por lo que tenía dificultad para interponer la denuncia en ese momento.
Foto: Google Maps/Juzgado Violencia Mujer Gandia


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR