Macro-operación policial de la Guardia Civil en Oliva, Buñol y Carcaixent

Macro-operación policial de la Guardia Civil en Oliva, Buñol y Carcaixent

Por
1997

La Guardia Civil ha procedido contra 65 personas implicadas el cultivo y elaboración de drogas en la provincia de València.  En el marco de las operaciones ''Red Ribbon'' ''Grijós'' y ''Almanau'' realizadas por la Guardia Civil de Carcaixent, Buñol y Oliva se ha detenido a 11 personas e investigado a 54, por los delitos de cultivo y elaboración de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Se han practicado 31 registros en distintas localidades de la Comunitat Valenciana y los agentes se han incautado de 4.000 plantas de marihuana

Dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de València para evitar el cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes se ha conseguido detener a 11 personas e investigar a otras a 54 personas relacionadas con estos delitos.

En el marco de las operaciones ''Red Ribbon'', ''Grijós'' y ''Almonau'' realizadas por la Guardia Civil de Carcaixent, Buñol y Oliva se ha procedido contra estas personas por su implicación en distinto grado de los delitos de cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico. Con estas actuaciones se han podido intervenir cerca de 4.000 plantas de marihuana que formaban parte de distintos cultivos ''indoor''.

Se han realizado 31 registros en diferentes localidades de la Comunitat Valenciana, en uno de los registros se constató que de forma inminente parte de las sustancias elaboradas iban a ser transportadas al extranjero. Además de las plantas intervenidas en estas operaciones también se han incautado gran cantidad de efectos utilizados para la plantación, maduración, elaboración, control y cuidado de las plantas de las marihuana, tales como abonos, semilleros, luces de calor de alta potencia, aires acondicionados, filtros, conductos y extractores de aire, así como controladores de la calidad del PH, tanto de la tierra como del aire y de la temperatura ambiental en el interior del recinto de las plantas.

Cabe destacar que se ha podido esclarecer el uso fraudulento del fluido eléctrico por valor de más de 30.000 euros. Las diligencias instruidas han sido entregadas en los Juzgados de Gandia, Requena y Alzira.